Estadísticas completas de cada Partido - Jugadores, Campañas y Récords

Los estadios que nunca se hicieron

Proyectos presentados para hacer el estadio de Boca que nunca se concretaron

Los estadios que nunca se hicieron

Boca Juniors ocupa el predio de Brandsen y Del Valle Iberlucea desde que inauguró su estadio con tribunas de madera el 6 de julio de 1924. Por entonces alquilaba el terreno y luego de varias gestiones consiguió ser dueño, a partir de 1931. Desde entonces, ha habido una gran cantidad de proyectos de estadios, hasta llegar a la concreción del diseño ideado por Delpini, Sulcic y Bes en 1940. Con el correr de los años también surgieron propuestas para levantar un nuevo escenario en otra locación. Vamos a repasar aquí aquellas ideas que tuvieron algún tipo de tratamiento oficial en las distintas esferas institucionales

En 1932 se presentaron dos proyectos que no fueron aprobados. El primero es el ofrecido por los socios Meincke y Martínez, que fue rechazado por ser muy chico.


También en ese año apareció el trabajo del arquitecto Spika, que contaba con 3 bandejas, de modo muy similar al que se terminó concretando, pero con edificios de departamentos a los costados que hacen difícil imaginar como todo eso podía entrar en un terreno con tantas limitaciones



Hubo otros planes presentados, de los que no se han encontrado imágenes, todos tenían algún defecto, sea por no lograr la capacidad deseada, por fallas en el ingreso y salida del público o por perder visión desde distintos sectores. El que se impuso fue el del ingeniero José Luis Delpini, el arquitecto Víctor Sulcic y el geómetra Raúl Bes. Se destacó por aprovechar al máximo todo el terreno, elevar las tribunas ocupando espacio áereo (debió autorizar la Municipalidad) y finalmente como todos sabemos, fue inaugurado el 25 de mayo de 1940. Posteriormente se le hicieron reformas y ampliaciones.

En 1960, cuando Alberto J. Armando asume su segundo período como presidente, empieza a trabajar con la idea de conseguir los terrenos de Casa Amarilla, y hacer allí una gran Ciudad Deportiva además de hacer una cancha con mucha capacidad. Encomienda a Delpini la idea de este escenario y lo que diseña es el siguiente "estadio turbina":


Ese propósito era muy original, Delpini quería aprovechar el movimiento del público, entendiendo que se comporta como un fluido en acción, el estadio es una turbina bajo la acción de venas fluidas humanas. Algo muy revolucionario, pero que quedó sólo en el papel

El intento de conseguir las tierras de Casa Amarilla fue deshechado por el Gobierno Nacional y enseguida el plan fue rellenar 40 hectáreas del Río de La Plata, sobre la Costanera Sur. El Congreso Nacional aprobó el proyecto y Delpini también presentó una maqueta de estadio, con un estilo muy "futurista", una especie de "plato de sopa" con dos barras cruzando por arriba. Al parecer iba a tener un techo móvil.


José Luis Delpini falleció en 1963 y no pudo ver ni el comienzo de las obras en la Ciudad Deportiva. En 1970 se presenta una maqueta por parte del arquitecto Costa, con el objetivo de albergar 120 mil espectadores sentados y las más amplias instalaciones. Iba a ser la sede principal del Mundial 1978. Se llegaron a colocar 1200 pilotes, los fundamentos para la construcción, además de levantarse una tribuna para dos mil personas sólo para estimar tiempos y costos. La falta de financiamiento debido a la gran inflación, truncó la conclusión del estadio. Esto terminó generando más problemas, detallarlos excede lo que es la idea de la nota.



La Bombonera se impuso a todos los intentos previos y posteriores a su existencia, ha resistido al paso del tiempo y se ha convertido en un símbolo impresionante, destacado por propios y extraños, a nivel local e internacional. Aquí vimos algunos de sus "rivales". La casa de Boca goza de excelente salud

Descubri que paso en tu fecha de cumpleaños

SEGUINOS EN REDES SOCIALES