Historia de Boca Juniors

Datos de Partidos y Jugadores. Estadísticas completas. Campañas y récords

Diego Armando Maradona

- en Torneo Apertura 1995

  Diego Armando Maradona

Fecha Partido (Goles) Min. Campeonato
07/10/1995 Boca 1 - Colón (Sta. Fe) 0

07/10/1995
Boca 1 - Colón (Sta. Fe) 0

90 Torneo Apertura 1995
15/10/1995 Argentinos 0 - Boca 1 (1)

15/10/1995
Argentinos 0 - Boca 1

73 Torneo Apertura 1995
18/10/1995 Gimnasia (J) 1 - Boca 2

18/10/1995
Gimnasia (J) 1 - Boca 2

78 Torneo Apertura 1995
22/10/1995 Boca 0 - San Lorenzo 0

22/10/1995
Boca 0 - San Lorenzo 0

90 Torneo Apertura 1995
28/10/1995 Belgrano (Cba) 0 - Boca 1

28/10/1995
Belgrano (Cba) 0 - Boca 1

77 Torneo Apertura 1995
05/11/1995 Boca 1 - Vélez 0

05/11/1995
Boca 1 - Vélez 0

70 Torneo Apertura 1995
09/11/1995 Gimnasia (LP) 0 - Boca 1

09/11/1995
Gimnasia (LP) 0 - Boca 1

87 Torneo Apertura 1995
12/11/1995 Banfield 0 - Boca 2

12/11/1995
Banfield 0 - Boca 2

67 Torneo Apertura 1995
26/11/1995 River 0 - Boca 0

26/11/1995
River 0 - Boca 0

90 Torneo Apertura 1995
03/12/1995 Boca 4 - Racing 6 (1)

03/12/1995
Boca 4 - Racing 6

90 Torneo Apertura 1995
16/12/1995 Boca 2 - Deportivo Español 2 (1)

16/12/1995
Boca 2 - Deportivo Español 2

90 Torneo Apertura 1995

Partidos Jugados: 11
Goles Convertidos: 3 (0.27)

Partidos de titular: 11
Ingresos desde el banco: 0

Partidos completos: 5
Partidos en los que fue reemplazado: 6
Expulsiones: 0
Salió sin ser reemplazado: 0

Minutos Disputados: 902

Victorias de Boca: 7
Empates: 3
Derrotas: 1
Goles de Boca: 15
Goles rivales: 9

Biografía de Diego Armando Maradona

Lugar Nacimiento: Lanús (Buenos Aires)
Fecha Nacimiento: 30/10/1960
Fecha Debut: 20/02/1981
Fecha Debut Oficial: 22/02/1981
Fecha Despedida Oficial: 25/10/1997
Fecha Despedida: 25/10/1997
Fecha Fallecimiento:

Enganche. Ganó un título (Metropolitano 1981). En la selección, como jugador de Boca participó en 5 encuentros. Surgido de Argentinos, llegó a Boca en 1981. Uno de los jugadores más grandes de la historia del fútbol mundial, que debutó a los 15 años en primera y ya al año siguiente integró la Selección Nacional. Fue goleador de los campeonatos Metropolitanos 1978, 1979 y 1980 y de los Nacionales 1979 y 1980. Fue figura del Seleccionado Juvenil que ganó el mundial de Japón en 1979. Un talento sin igual que trasciende lo que es Boca, su nombre llevó a ser sinónimo del país en los lugares más lejanos del planeta. Un genio extraordinario del que Boca pudo contar en 1981, en su primer paso por el club siendo muy joven, por el cual esperó casi una década y media para su retorno, y lo tuvo en los últimos años de Diego como profesional. Llegó luego de una negociación complicadísima y millonaria, cuando podía haber pasado a Barcelona o a River. Boca lo consiguió y se generó el boom esperado: récords de recaudación todas las fechas, un fenómeno total y absoluto. Y Maradona mostró su talento, para ser figura en el clásico contra River con un golazo incluído, para regalar los más bonitos goles, para formar con Miguel Brindisi una dupla mágica. Boca ganó el Metro, teniendo a un durísimo Ferro peleando palmo a palmo, pero muy por arriba del resto de los clubes. En el Nacional, el equipo bajó la performance, pero cuando se estaba recuperando, Diego fue expulsado en un partido con Vélez por los cuartos de final, no pudo jugar la revancha y Boca quedó eliminado. Luego de eso, estuvo con el club de gira por Japón y Centroamérica, jugando su último encuentro en el país el 6 de febrero de 1982 ante River en Mar Del Plata. Más tarde pasó al Barcelona, dos años después al Napoli, en donde fue tan amado como en Boca, y en donde logró hacerle ganar al equipo italiano, títulos que nunca había conquistado. En 1986 fue la figura del mundial que ganó la Selección en México y el mundo entero lo declaró como el mejor futbolista del planeta. Su nombre a lo largo de los ochenta estuvo siempre presente en la memoria de los hinchas de Boca, y en el deseo de que su regreso se haga realidad. Se dio espóradicamente, en un amistoso entre Boca y Sevilla (su club durante 1992 y 93), en el que jugó un tiempo para cada uno. También volvió a la Bombonera en 1993, como jugador de Newell's, en el que estuvo poco tiempo. Pero en 1995 volvió oficialmente al club, generando otra vez una locura total por verlo con la azul y oro. El final de ese torneo no fue tal como el de 1981, se perdió un título increíble, en medio de divisiones en el plantel y disputas políticas en el club por las elecciones presidenciales de ese año. En 1996 siguió en Boca, teniendo una increíble racha de 5 penales errados en forma consecutiva. Luego del Clausura, estuvo casi un año alejado del club, pero tuvo un nuevo regreso, para el Apertura 1997. Se había preparado bien, se lo veía en buena forma, pero un control antidóping positivo y una serie de rumores de todo tipo lo terminaron alejando, no de la mejor manera, un detalle menor comparado con su extraordinaria trayectoria. Símbolo del fútbol argentino y de la Selección (jugó 17 años con la celeste y blanca, tiene el récord de presencias en mundiales con 21 partidos en 4 Copas del Mundo). Ídolo en Boca, sin haber tenido una campaña extensa; más que nada su vínculo sentimental fue lo que lo tuvo atado al club por siempre.